Recientemente, la oficina de patentes ha otorgado a Google dos patentes que presentó hace tiempo (en el 2003) relacionadas con los cambios e el buscador según país/lengua:

System and method for providing preferred country biasing of search results
System and method for providing preferred language ordering of search results

Aunque desde el 2003 han pasado un montón de cosas que pueden afectar a la geolocalización de usuarios y resultados (a través de la mayor información de que dispone Google gracias a Analytics, Webmaster Tools, los datos que puede obtener como registrador de dominios, historial de búsqueda, etc.) he releído las patentes para refrescar la memoria, y estos son los elementos que utiliza para determinar la orientación geográfica de una web:

  • TLD (.es, .fr, etc)
  • La dirección de la compañía registradora (por lo que entiendo, no tu dirección que aparece en el WHOIS, sino la dirección de la compañía a través de la que has registrado el dominio)
  • Localización de la IP del servidor (puedes comprobar en qué páis está alojado tu dominio usando, por ejemplo, esta herramienta)
  • El anchor text de los enlaces que apuntan a tu web, o el texto que los rodea
  • El país de las webs que te enlazan
  • El país de los usuarios que visitan tu web, con datos recogidos por la barra de Google

Estas son las posibilidades que ofrecen las patentes, en la práctica no creo que se hayan aplicados todas.

Por supuesto, hoy en día, lo más fácil es registrar tu geolocalización en las Webmaster Tools. Sin embargo, aunque esto funciona perfectamente para señalar que la web es española, y por tanto aparece cuando escogemos “páginas de España” al hacer una búsqueda, no parace tener ningún efecto en cuanto a obtener un ‘boost’ en los resultados de Google España; es decir, si aparecías en el resultado nº 15, señalar por este medio que tu web es española no hará que aparezca antes, sólo que también aparezca cuando escoges “páginas de España”.