Hace unos meses, Google potenció la geolocalización por idioma de sus resultados. Es decir, si buscas una palabra X en google.es, las páginas en español y/o con enlaces desde páginas en español reciben un empujón en los resultados. Esto crea situaciones como ésta:

En fin, este ejemplo es anecdótico, pero para ciertas búsquedas complejas (por ejemplo, buscando ejemplos de javascript) me suelen aparecer en español casi todas las webs de la primera página, y no los ’sospechosos habituales’ que uno espera encontrar al buscar trozos de código; con lo cual cada vez más a menudo tengo que darle al enlace de ‘Google.com in English’, hasta el punto de que intento mantener un navegador configurado para google.es y otro pata google.com.

Eso sí, desde el punto de vista del posicionamiento, miel sobre hojuelas: ahora es más factible rankear en google.es para términos en inglés muy competidos, cosa que es prácticamente imposible en google.com.



« (Anterior) Real como la vida misma
Los precios de los pisos han llegado… (Posterior) »

Deja una respuesta