Hace poco Fran, en la nueva Xeoweb publicó un artículo repasando sistemas de obtención de enlaces, que fue justamente reconocido en diversas webs como un excelente compendio del tema. Pero a mí me ha gustado más el artículo que sirve de continuación porque entronca con una opinión extendida acerca de cómo abordar actualmente el posicionamiento. Fran viene a decir: “Antes todos los enlaces eran importantes, ahora hay que hacer un esfuerzo para que los enlaces que consigamos parezcan naturales”, y cita puntos como la IP de procedencia, el anchor text y los enlaces masivos, que debemos tener en cuenta para que nuestros enlaces parezcan espontáneos en lugar de obtenidos deliberadamente.

Cuando estaba aprendiendo posicionamiento, había una actitud que no entendía: la de optimizar por instinto. Mucha gente (sobre todo en Webmasterworld y otros foros) preferían suponer lo que Google intentaba ‘premiar’ con su algoritmo a leer las patentes o mantener alguna web para hacer pruebas. Si la explicación del funcionamiento de Google estaba allí, al alcance de la mano, negro sobre blanco, ¿por qué dedicarse a elucubrar?

Optimizar ‘de oídas’ depende del sentido común de quien lo haga. Como el sentido común es el menos común de los sentidos, esta técnica nos proporciona memorables momentos de comedia, como cuando actualmente aún oímos a alguien defender con uñas y dientes la importancia de las etiquetas meta en el posicionamiento.

Pero también tiene sus ventajas. Por ejemplo, no hay que esforzarse por adivinar el último movimiento intestinal de los buscadores. Y si la complejidad del buscador ha llegado a un punto en el que ya no es posible ‘retroingenierear’ su algoritmo con certeza, es posible seguir trabajando.

Que es exactamente lo que está pasando ahora. Desde Florida, Google no es Google. Es un nuevo buscador mucho más complejo, que tiene en cuenta muchas más variables. No estamos seguros de cuáles son esas variables, no estamos seguros de cómo las valora, no estamos seguros de cómo está modificando su algoritmo. Hoy ya no importa si esa actitud nos gustaba o no; nos toca a todos posicionar por instinto.

Fíjate en una web creada recientemente y que ya tenga buenas posiciones en Google. ¿Qué ha hecho? Averigua todo lo que puedas de ella. Nunca será suficiente; Google sabrá miles de cosas más, pero tendremos que conformarnos con lo que podamos conseguir. De todos esos datos, ¿cuáles crees que Google ha tenido en cuenta para considerar que esa web era digna de confianza, y por tanto merecedora de esas primeras posiciones? ¿Puedes reproducirlos en tu web?

Y volviendo al tema de los enlaces: ¿cómo los ha conseguido? ¿De dónde? ¿Cuándo?

¿Cómo puedes convencer a Google de que los enlaces que apuntan a tu web son espontáneos, verdaderos votos de confianza de otras webs hacia la tuya, y no un esfuerzo deliberado por manipular los buscadores?



« (Anterior) Screenshot
Oda al Blog Abandonado (Posterior) »

4 Respuestas a “Posicionar de oidas”

  1. Fran dice:

    No sé si será cosa de los tiempos que corren o de la evolución de cada uno, pero todos acabamos “posicionando de oídas”, “a ciegas”, “por intuición”. ¿Será la intuición lo que se desarrolla?

    Por cierto, la frase esa de “En 6 meses lo aprendí todo, y luego me di cuenta que no sabía nada” o algo así, la leí en algún lugar de forobuscadores, ¿era tuya, no? Me parece muy buena para explicar lo de que en realidad no sabemos nada. :P

  2. Sergio dice:

    Era mía, pero no tiene la profundidad que le atribuyes; quería decir simplemente que con Florida y siguientes p*t*d*s, el contador se había vuelto a poner a cero y tenía que aprender de nuevo…

    Mi esperanza es que el haber leído y comprendido cómo funcionaban los buscadores antes (cuando se podía comprender) nos dé a los que lo hacíamos antes un ‘educated guess’ más ‘educated’ que a los que empiezan ahora.

  3. Amparo dice:

    El truco está en el black hat. Porque es imposible posicionar algo decentemente en poco tiempo. Los clientes resultados inmediatos y Google más lento que el caballo del malo.

    Entre facotores temporales de los enlaces, IP blocks, Who is, Rss, Blogs, feeds, DMOZ convertido en un tirano, Yahoo sin dar de alta en los directorios, conseguir enlaces en español relevantes es imposible.

    Y el rollo de la naturalidad…, somos flojos, no voy a poner enlaces, sino se HTML, eso es algo que se le olvida a Google, que las empresas no saben diseño web, y que generalmente son empresas las que se la diseñan y no pagan manteniemiento.

    Vamos un holocausto, creo que lo del PR10 y sus formas ilegales, es lo más práctico.

    Saludos
    Amparo Pozi

  4. Sergio dice:

    Actualmente, yo no usaría técnicas blackhat si no fuera para un proyecto a muy, muy corto plazo.

Deja una respuesta