Por una parte. En internet: banners, anuncios de texto, incluso pop-ups. Fuera de internet: vallas, anuncios en TV, cuñas radiofónicas. Todo publicidad honesta. La acepto totalmente. Es uno de los precios a pagar por vivir en una sociedad con lavavajillas y adsl.

Por otra parte. Compañías que consiguen que la gente trabaje para ellos a cambio de nada (o incluso pagando por ese privilegio). Marcas que consiguen ser sinónimos de estatus, gente que expresa su yo ideal a través de las marcas. Nike, Audi, Coca-Cola. Apple, Google.



« (Anterior) Aburrida polemica de la semana
Feliz aniversario (Posterior) »

Una respuesta a “Publicidad”

  1. karramarro dice:

    A mi tampoco me suele molestar, siempre y cuando el medio tenga unos contenidos decentes. Muchas veces si la web me gusta incluso suelo clicar la publi por apoyar un poco a la web en cuestión.

    A mi me ha costado lo mío decidirme a poner publicidad en mi blog, pero qué coño,es un pequeño pago para las horas que se dedica a crear y mantener una página por amor al arte.

Deja una respuesta