Una de las cosas sorprendentes de la recientemente desvelada patente de Google es la ambición en cuanto a la cantidad de información que se pretende reunir sobre los hábitos de navegación de sus usuarios para que sean éstos los que le ayuden a cuantificar la importancia de una web. Además de los ya conocidos (toolbar, deskbar, AdSense, búsqueda en disco duro, historial de búsquedas, Urchin, etc.), desde hoy Google cuenta con otro recurso para conocernos mejor.

Y es que, como se ha comentado ya, es curioso que lancen un producto para acelerar la navegación que se hace desde conexiones de alta velocidad: diría que no existe un clamor popular pidiendo un producto de estas características, ¿verdad? Así que probablemente su lanzamiento debe leerse más bien en clave de la necesidad de convertirse en un súper-proxy para reunir más información sobre el uso real que se hace de las webs.



« (Anterior) Pequeña reflexión sobre el Sandbox (y V)
La usabilidad te vuelve tonto (Posterior) »

Deja una respuesta